Antoni Miralda


Antoni Miralda (Barcelona, 1942) es un artista multidisciplinar que, desde la década de 1960, ha desarrollado su trabajo en torno al objeto, el ceremonial, las intervenciones en el espacio público, el monumento, la comida y el concepto Food Cultura. Aunque su forma de entender y relacionarse con el arte desafía cualquier clasificación, su trabajo se caracteriza por un arraigo al contexto social y por una investigación particular del papel omnipresente de los alimentos, activando a través de su obra un amplio diálogo e intercambio cultural.

Miralda nació en Terrasa, provincia de Barcelona, donde creció en el ambiente de una ciudad industrial textil. Tras su experiencia en el servicio militar, sus primeras obras, Soldats Soldés (1965-72), presentan un carácter antimilitarista partiendo de la acumulación de soldados de plástico blanco. Vive el París de los sesenta, donde ejerce como fotógrafo para la revista Elle y comienza a realizar banquetes y rituales que introducen el ceremonial de la comida como elemento creativo a partir del color y su simbolismo. En este momento, trabajará junto a Joan Rabascall y Jaume Xifra, y formará el dueto artístico Miralda-Selz Traiteurs Coloristes (1967-73) con Dorothée Selz.

En 1971, se muda a Nueva York y, desde entonces, vive y trabaja entre los Estados Unidos y Europa incidiendo en el espacio público y lo participativo. En 1979, fue becado por el MIT (Centro de Estudios Visuales de Massachusetts) y comenzó a crear una serie de obras de videoarte, películas y otros trabajos documentales como Santa Army Navy o Sacro Pagan Notes.

Miralda cuenta con un extenso currículo de exposiciones e intervenciones en museos, centros de arte, bienales y el espacio urbano. Cabe destacar la carroza y banquete ambulante Movable Feast (1974) en la Ninth Avenue de Nueva York; el happening ritual Fest für Leda (1977) en la Documenta 6 de Kassel; Breadline (1977), con la videoinstalación Texas TV Dinner en Houston, Texas; el desfile Wheat & Steak (1981) en Kansas City; la exposición Santa Comida (1984-1989), que desarrolla el tema del sincretismo religioso donde el culto yoruba se funde con el católico y fue presentada en el Museo del Barrio de Nueva York, el Dade County Museum de Miami, el Centre Georges Pompidou de París y el Palau Robert de Barcelona; y la creación, junto a la cocinera Montse Guillén, de El Internacional Tapas Bar & Restaurant (1984-1986) en Tribeca, Nueva York.

Entre sus proyectos más conocidos, desarrollado en diferentes continentes, destaca Honeymoon Project (1986-92), que consistió en la celebración de la boda simbólica entre la Estatua de la Libertad de Nueva York y el Monumento a Colón de Barcelona, explorando el intercambio cultural y culinario entre el Nuevo y el Viejo Mundo, y generando una reflexión sobre los símbolos antagónicos de la conquista y la libertad.

En 1995, se realiza una primera antología de sus trabajos en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y en la Fundación La Caixa de Barcelona. A finales de los años 90, crea el FoodCulturaMuseum, un “museo virtual” o “sin paredes” centrado en la investigación, recopilación, preservación y documentación de las diferentes y múltiples conexiones entre la comida, la cultura popular y el arte. El proyecto cuenta con una amplia trayectoria de actividades y exposiciones, entre las cuales destacan la creación del Food Pavilion para la Expo 2000 de Hannover, los proyectos Power Food (2008) y Sabores y Lenguas (1998-2014), que proponen reflexionar en torno al poder y la energía de la comida, la memoria culinaria, los intercambios y la riqueza gastro-cultural de diversas ciudades latinoamericanas, europeas y asiáticas. Desde 2007, FoodCultura es una fundación sin ánimo de lucro asentada en Barcelona y concebida como una plataforma y archivo desde donde presentar y repensar el concepto “Food Cultura”.

En 2010, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia (MNCARS) presenta Miralda. De gustibus non disputandum, una retrospectiva de su obra y entre 2016 y 2017 el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA) y el Azkuna Zentroa de Bilbao reúnen todos sus proyectos americanos en la exposición Miralda Madeinusa.

En 2018, se le concede el Premio Velázquez de Artes Plásticas.