SANGRIA 228 WEST B´WAY
SANGRIA 228 WEST B´WAY

Miralda y Antoni Muntadas vivían en el número 228 de West Broadway, en la parte baja de Manhattan, cuando las cercanas torres gemelas del World Trade Center todavía estaban en construcción. La primera parte de esta acción participativa tuvo lugar en el interior del loft que compartían Se ofreció una degustación a la que acudieron más de 100 invitados. Esta instalación comestible estaba compuesta por doscientos veinticinco kilos de arroz aromático coloreado y dos enormes poncheras llenas de sangría. Cada color tenía un sabor diferente. El azul, por ejemplo, sabía a canela. Los artistas sirvieron el arroz siguiendo el orden de la gama cromática, a lo largo de un estrecho mantel de algodón extendido a ras del suelo. En el centro del espacio, colgaron una pantalla sobre la que proyectaron películas en Super 8 y diapositivas de las celebraciones de Miralda y de los experimentos sensoriales de Muntadas. Unos aparatos distribuidos por todo el loft despedían distintas fragancias.

Al día siguiente, Miralda y Muntadas esparcieron en la calle, delante de su edificio, el arroz que había sobrado, siguiendo de nuevo el orden de los colores del arco iris. El arroz permaneció allí hasta que las pisadas de los transeúntes, las ruedas de los vehículos y las palomas lo hicieron desaparecer. Los artistas trasladaron así su acción del ámbito privado al público. Para los artistas, inmigrantes recién instalados, esta intervención era un gesto impulsivo, casi religioso, una ofrenda de alimentos al asfalto de su nueva ciudad. Intentaba, también, establecer contacto y entablar un diálogo con las energías subterráneas de la ciudad, para ver si Nueva York era capaz de adoptarlos.

  • Data
    • Fecha: 27 y 28 de octubreded 1972
    • Lugar: West Broadway, Nueva York
    • Material efímero y de archivo
    • Coautor: Antoni Muntadas